[ Pobierz całość w formacie PDF ]

En el caso de la familia Morel, los factores sociales se complican por la diferencia de clase
entre marido y mujer. Morel tiene lo que en esta novela se consideran caractersticas proletarias:
incapacidad para expresarse, predominio de lo fsico y pasividad: Hijos y Amantes retrata a los
mineros como seres de un mundo subterrneo en cuyas vidas predomina el cuerpo sobre la mente.
Esto no deja de ser curioso, pues en 1912, el ao en que Lawrence terminó este libro, los mineros
declararon una huelga de proporciones hasta entonces desconocidas en la Gran Bretaa. Un ao
despus, cuando se publicó la novela, a los administradores, culpables por negligencia de la mayor
catstrofe minera del siglo, se les impuso una multa ridcula: la lucha de clases cundió en el
ambiente de todas las minas de carbón de Inglaterra. Estos sucesos, reveladores de una profunda
conciencia poltica y una compleja organización, no fueron obra de estpidos y salvajes. La seora
Morel (es significativo que prefiramos no usar su nombre de pila) proviene de la clase media baja,
tiene alguna cultura, sabe expresarse y tiene carcter. Por lo tanto, simboliza lo que el joven Paul,
sensible y realista, espera poder alcanzar. Su alejamiento emocional del padre para acercarse a la
madre est inseparablemente unido al deseo de huir del mundo pobre y explotador de las minas
de carbón para dirigirse a una vida de conciencia emancipada. La tensión potencialmente trgica
en la que Paul se encuentra atrapado, y que casi lo destruyó, proviene de que su madre -la fuente
de energa que ambiciosamente lo empuja ms all del hogar y de la mina es al mismo tiempo la
potente fuerza emocional que lo retiene.
Por lo tanto, una interpretación psicoanaltica de la novela no tiene por que ser una opción
frente a la interpretación social. Ms bien estamos hablando de dos aspectos de una misma
situación humana. Puede discutirse sobre la imagen  dbil que Paul tiene de su padre y la imagen
 fuerte que ha formado de su madre, en función de lo edipal y de la clase social. Puede verse
como las relaciones humanas entre un padre ausente y violento, una madre emocionalmente
exigente y un chico sensible son comprensibles tanto desde el punto de vista de los procesos
inconscientes como desde el de ciertas fuerzas y relaciones sociales. (A algunos crticos, por
supuesto, les parecera inaceptable cualquiera de esos enfoques, y optaran por una interpretación
 humana de la novela. No es fcil saber en qu consiste una interpretación humana que excluye
las situaciones concretas de la vida de los personajes, sus ocupaciones e historia personal, el
significado profundo de sus relaciones personales y de su identidad, su sexualidad, etc.). Todo
esto, por lo dems, sigue confinado a lo que podra llamarse  anlisis de contenido , en el cual se
considera ms lo que se dice que la forma de decirlo, en que se observa ms el tema que la forma.
Estas consideraciones pueden llegar hasta la  forma propiamente dicha, hasta cuestiones de esta
naturaleza: cómo entrega la novela el relato y cómo lo estructura, cómo delinea el carcter, qu
punto de vista narrativo adopta. Parece evidente, por ejemplo, que en gran parte (aunque no del
todo) el texto se identifica con Paul y adopta su punto de vista: como el argumento se ve
principalmente con los ojos de ese personaje, su testimonio es el nico con que realmente con-
tamos. Al colocarse Paul en la primera lnea del argumento, el padre se retira al fondo. Por lo
general, la forma en que la novela trata a la seora Morel es ms interna que la que emplea con el
marido. Incluso podra decirse que est organizada de tal manera que tiende a poner de relieve a la
esposa y a oscurecer al marido, recurso formal que refuerza las actitudes del protagonista. Es decir,
la estructura del relato conspira con el inconsciente de Paul. Por ejemplo, no queda claro que
Miriam, tal como la presenta el texto, sobre todo desde el punto de vista de Paul, en realidad s
merezca la impaciencia irritable que le produce, y muchos lectores han experimentado la
incómoda impresión de que en cierta forma la novela es  injusta con ella. (La Miriam de la vida
real, Jessie Chimbers comparta decididamente esta opinión, lo cual, para lo que nos proponemos
en este estudio no tiene ninguna importancia). Pero cómo vamos a dar validez a esta sensación de
injusticia, cuando el punto de vista de Paul se ubica constantemente  en primer plano como
nuestra fuente de pruebas supuestamente dignas de confianza?
108
Terry Eagleton  Una introducción a la teora literaria
Por otra parte, hay aspectos de la novela que parecen ir en contra de este enfoque
particular. H. M. Daleski percibió bien estas cuestiones y escribió lo siguiente:  El peso del
comentario hostil que Lawrence dirige contra Morel se equilibra con la simpata inconsciente con
que lo presenta dramticamente, en cambio, la forma abierta en que ensalza a la seora Morel
queda en tela de juicio debido a la dureza de su carcter en acción .4 En trminos que ya aplicamos
a Lacan, la novela no dice exactamente lo que quiere decir ni quiere decir exactamente lo que dice.
Esto en parte se puede explicar en trminos psicoanalticos: la relación edipal del chico con su
padre es ambigua, pues Morel es a la vez querido e inconscientemente odiado como rival, y el
chico procura proteger al padre contra los sentimientos agresivos que le inspira. Otra razón de
dicha ambigedad proviene de que en un nivel de la novela vemos muy bien que aunque Paul
debe rechazar el mundo estrecho y violento de los mineros para aventurarse en la conciencia de
clase media, por ningn concepto se admira sin reservas esta conciencia. En ella hay actitudes
sojuzgadoras y opuestas a la vida, pero tambin hay actitudes valiosas, como puede verse en el
carcter de la seora Morel. Es Walter Morel, lo afirma el texto, quien  negó al dios que lleva
dentro de s , pero resulta difcil sentir que esta forzada interpolación por parte del autor, solemne
y estorbosa, merezca ser aceptada. La misma novela que nos dice una cosa, nos muestra lo contrario.
Nos muestra cómo Morel sin duda contina viviendo, no puede evitarnos ver cómo la
disminución de Morel tiene mucho que ver con la organización narrativa que pasa de l a su hijo;
tambin nos muestra, intencionalmente o no, que aun cuando Morel haya negado  el dios que
lleva dentro de s", la culpa, en ltima instancia, no recae sobre l sino sobre el capitalismo
depredador que sólo lo empleó como engrane de la rueda productiva. El mismo Paul, decidido a
liberarse del mundo de su padre, no puede enfrentarse a esas verdades y, explcitamente, tampoco
la novela. Al escribir Hijos y amantes, Lawrence no sólo escribió sobre la clase obrera sino que quiso
salir de ella precisamente escribiendo. Al referir incidentes como la reunión final de Baxter Dawes [ Pobierz całość w formacie PDF ]