[ Pobierz całość w formacie PDF ]

en moto antes que caminar, sentarse antes que quedarse de pie y llamar ante que
escribir.
 El ejercicio es muy sano  insistió ella . No creo que haya ms de medio
kilómetro.
 Llevo botas de montar  dijo Luke . No estn hechas para caminar. Tengo
que reservar toda mi energa para controlaros a ti y a Nick.
N Pginas 18 111
Cherry Adair  Lecciones de seducción
 Est bien  asintió Cat . Yo ir a pie y t puedes ir en moto. Ser interesante
verte cuando cumplas cuarenta aos. Estars debilucho, entrado en kilos y enfermo,
adems. Pero no te apures. No sers el primer hombre en llevar faja.
Luke suspiró, quitó la pata de cabra con el tobillo y empezó a empujar la moto.
Caminaba detrs de Catherine.
 Voy al gimnasio cuatro veces a la semana.
 S  rió Cat , pero solo vas a buscar mujeres.
La indolencia casi bblica de Luke haba sido motivo de burla en su familia toda
la vida. Sin embargo, Catherine haba podido comprobar, a lo largo del trayecto, la
firmeza de los msculos abdominales de Luke. Y la fuerza de sus muslos, preparados
para la tensión, antes de cada curva. De hecho, no poda decir que hubiera un solo
msculo flccido en su metro noventa de altura.
 Cumplo con mi deber  dijo Luke . Puedo hacer lo que me venga en gana.
Quiz pudiera dar la impresión de ser perezoso y vago, pero no se dejaba llevar
en el apartado amoroso. Catherine lo haba visto en acción. Muchas mujeres, pese a
conocer su punto de vista acerca del matrimonio, lo haban deseado. Pero Cat no
quera obsesionarse con aquello todo el da. Estaban solos en un paraje idlico y era
un precioso da de primavera. Y Catherine estaba dispuesta a disfrutar de cada
segundo. A lo largo del paisaje se entremezclaban los matojos, las zarzas y los
campos de olivos. Y, entre medias, se elevaban los troncos firmes de los robles, los
cipreses y los pinos. No haba una sola casa en los alrededores. Tan solo se escuchaba
la brisa del mar y el zumbido de los insectos.
 Nick se est retrasando  dijo Luke y apoyó la moto contra una valla
prefabricada, junto al porche an por terminar.
 Tratas al pobre Nick como a un esclavo  dijo Cat . Nosotros acabamos de
llegar.
 No merece ninguna consideración, pero trabaja bien  Luke sintió el aire en
su pelo y sonrió a Cat . Adems, trae el almuerzo. Si soy capaz de convencerlo para
que frene su intensa vida social quiz pueda terminar la casa para el mes que viene,
tal y como tena previsto.
 Es un viaje bastante largo desde la ciudad  dijo Cat con aparente calma.
Pero la alarma sonó en su cabeza. Era muy poco tiempo para llevar a cabo su
plan.
 Es cierto que el estudio no estar a cinco minutos como hasta ahora, pero una
hora de trayecto no es demasiado en estos tiempos  replicó Luke . Vamos, quiero
ensearte la casa antes de que llegue Nick.
Catherine siguió a Luke con pasos lentos. Subió los escalones de madera rojiza
que llevaban a un amplio porche. Luke presionaba cada tablón con cuidado para
asegurarse de que no haba ningn clavo suelto. Apoyó los dedos sobre la barandilla
sin llegar a agarrar el pasamanos. Se senta muy orgulloso de su trabajo y eso se
notaba. Luke senta una suerte de placer hedonista a travs del tacto de las diferentes
N Pginas 19 111
Cherry Adair  Lecciones de seducción
texturas y superficies pulidas. Siempre haba sido as. Catherine sintió celos de las
atenciones que reciba la madera.
Catherine tragó saliva y recordó la noche del baile del instituto. Se haba
quedado sin cita. Luke haba vuelto a casa para pasar el fin de semana con su padre.
Tan entusiasta como siempre, haba irrumpido en su habitación y haba encontrado a
Cat llorando. Luke no haba sabido cómo reaccionar delante de una adolescente
abatida y se haba limitado a quitarle el cepillo del pelo de entre las manos. Y se
haba pasado las horas peinndola mientras hablaban. Pero Cat haba estado segura
de que lo haba hecho para tener algo en lo que entretenerse antes que para ofrecerle
verdadero consuelo. Luke solo miraba la nuca de Cat mientras ella,
inadvertidamente, observaba su imagen reflejada en el espejo de su habitación.
Nunca pudo recordar de lo que haban hablado aquella noche, pero s fue consciente
por primera vez de su sexualidad incipiente. A los ojos de Catherine, su relación
haba cambiado para siempre aquella noche. Haba comprendido, con una lucidez [ Pobierz całość w formacie PDF ]